El camino lo vas haciendo tú paso a paso.

Elige lo que te gusta y lucha por ello.

Son palabras de mi padre a quien llevo cada día en mi mente y en mi corazón. Tras muchos años dedicándome al mundo comercial encontré lo que verdaderamente era  mi camino: la decoración, la pintura y restauración de muebles.

El verano de 2009 una persona entrañable confió en mí y me dio la oportunidad de comenzar a trabajar en lo que es mi profesión y comenzaron a conocerme mis clientes.

Hoy en día me considero muy afortunada ya que he hecho realidad una frase que me marcó:

No sueñes tu vida,
vive tus sueños.

Seguiré luchando por este sueño y desde aquí agradezco a todas las personas que lo hacen posible.

Bienvenidos al Taller de Chloé